IBV e ITENE investigan qué nanomateriales pueden mejorar el uso de productos deportivos

21 Diciembre 2016

El proyecto Nanosport, financiado por IVACE, tiene como objetivo desarrollar y optimizar nanomateriales que mejoren las propiedades en productos orientados a deportistas.

El proyecto Nanosport, financiado por IVACE, tiene como objetivo desarrollar y optimizar nanomateriales que mejoren las propiedades en productos orientados a deportistas.

Los centros tecnológicos IBV e ITENE colaboran en el proyecto Nanosport para aplicar nanomateriales en productos de uso deportivo.

Esta iniciativa busca obtener materiales que generen “nuevas prestaciones y funcionalidades que cubran las expectativas y requerimientos actuales y futuros en suelas y plantillas de calzado deportivo, indumentaria técnica, pavimentos deportivos y envases monodosis para deportistas”, ha explicado el director de innovación en Deporte del IBV, Enrique Alcántara.

El proyecto, que comenzó el pasado mes de mayo, espera alcanzar resultados concretos a finales de 2017. Según ha señalado Alcántara, “en esta primera parte del proyecto, por una parte, hemos detectado qué problemas y necesidades tienen los deportistas para poder definir adecuadamente las especificaciones de desarrollo de los nanomateriales. Por otra parte, ha comenzado el desarrollo y la optimización de los nanomateriales a aplicar a los diferentes materiales base de los productos objetivo del proyecto”.

Otro punto relevante y necesario ha sido poner a punto nuevas metodologías de valoración para poder caracterizar el nivel de mejora funcional proporcionado por los diferentes nanomateriales, “ya que uno de los objetivos del proyecto es poder confirmar que los nuevos materiales realmente mejoran los productos existentes”, ha añadido.


En relación con la detección de problemas y necesidades de los usuarios, el Instituto de Biomecánica (IBV) ha llevado a cabo una encuesta en la que han participado 211 deportistas con el objetivo de conocer sus expectativas reales en el uso del equipamiento deportivo.


De esta manera, el IBV ha obtenido para los principales productos deportivos (camisetas, pantalones, calcetines, sujetadores, mochilas, zapatillas, plantillas y pavimentos deportivos) qué propiedades funcionales son las que consideran más importantes, así como cuáles creen que están menos resueltas actualmente. Para completar esta información, se ha llevado a cabo una revisión de productos innovadores del mercado con el fin de recopilar qué tipo de mejoras están ofreciendo actualmente las empresas fabricantes del sector.


Como resultado de este estudio inicial, se han priorizado las propiedades funcionales susceptibles de ser mejoradas con la inclusión de nanomateriales. En el proyecto se explorarán las posibilidades de los nanomateriales para mejorar, por ejemplo, la fricción, abrasión o amortiguación de impactos de suelas de calzado deportivo, la capacidad de retorno de energía o resistencia a compresión de plantillas de calzado, la reducción de la fricción del tejido de indumentaria deportiva con la piel, la elasticidad o recuperación de la forma original de fibras de hierba artificial y las propiedades barrera de envases monodosis para deportistas basados en materiales monocapa que permitan así su reciclabilidad.


Una vez determinadas las especificaciones de desarrollo de los nanomateriales para la mejora de las propiedades funcionales comentadas anteriormente, ITENE ha comenzado el proceso de optimización de los nanomateriales. Se están evaluando arcillas de distinta naturaleza, con estructura laminar y fibrilar, nanopartículas de sílice, de óxido de zinc o de carbonato de calcio entre otras, optimizando el tamaño de las mismas, su dispersión en los diferentes materiales poliméricos, y su posible funcionalización para maximizar la compatibilidad con la matriz y por tanto el efecto deseado.


Por último, durante el presente año, el IBV en colaboración con ITENE, ha estado trabajando en la puesta a punto de ciertas metodologías de valoración para poder determinar el nivel de mejora que proporcionarán los nanomateriales una vez se apliquen a los productos objetivo del proyecto. En concreto, se están poniendo a punto ensayos para valorar el nivel de fricción del textil con la piel, así como la repelencia al agua de los tejidos, la capacidad de devolución de energía de la zona del arco de plantillas, la capacidad de recuperación de la forma original de las fibras de hierba artificial o la abrasión que sufre la suela de una zapatilla deportiva entre otros.


Durante el año 2017, se finalizarán las fases de desarrollo y optimización de los nanomateriales así como de puesta a punto de metodologías de ensayo. El proyecto finalizará con la fabricación de prototipos funcionales y la generación de demostradores que servirán para mostrar la mejora funcional perseguida gracias a la aplicación de nanomateriales.
Proyecto financiado por el IVACE en el marco del programa de ayudas dirigidas a centros tecnológicos para el ejercicio 2016, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en un porcentaje del 50% a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020. (Ref. IMDECA/2016/44 y Ref. IMDECA/2016/46).

  • Universitat Politècnica de València · Camino de Vera s/n · 46022 · Valencia · España
  • +34 96 111 11 70 / +34 610 567 200
  • +34 96 387 91 69
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Noticias IBV

Top

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra poítica de cookies.